Honduras tiene uno de los mejores hoteles del mundo

Según el periódico New York Post, Honduras tiene uno de los mejores hoteles del mundo, el Indura que recientemente fue inaugurado por el presidente Porfirio Lobo Sosa.
El periódico norteamericano público la lista de los mejores hoteles nuevos en 2014 y uno de ellos es Indura, ubicado en Tela, Atlántida, en el Caribe hondureño.
La lista la completa hoteles de Miami, Puerto Rico, Chile y Japón, entre otros.
The Ritz-Carlton Kyoto (Japón)
Four Seasons Hotel Westcliff Johannesburg (Sur África)
Viña Vik Millahue (Chile)
Indura Resort & Spa (Honduras)
El Blok (Puerto Rico)
Waldorf Astoria Jerusalem (Jerusalén)
Metropolitan /COMO (Miami Beach)
W Bogota (Colombia)
Park Hyatt New York (Nueva York)
Peninsula (París)

20140114-100820.jpg

Categorías:Uncategorized

“Regreso de Zelaya sería nefasto”: periodista de Radio Martí, Pedro Corzo

noviembre 17, 2013 Deja un comentario

Los próximos comicios generales en Honduras serán propicios para que los estrategas del Socialismo del Siglo XXI estrenen fórmulas políticas que hagan posible que Xiomara Castro, esposa del destituido presidente Manuel Zelaya, llegue a la primera magistratura del país centroamericano.
Castro, quien lleva la delantera según algunas encuestas, es la abanderada del Partido Libertad y Refundación, Libre, creado por Zelaya cuando regresó del exilio en el 2012. La candidata ganó popularidad liderando la lucha para restablecer en el gobierno a su marido.
Paradójicamente, el partido fundado por Zelaya se ha convertido en una fuerza política relevante en muy poco tiempo, ya que aglutina la mayoría de los grupos de la izquierda política y las facciones que abandonaron el Partido Liberal, al que pertenecía el exmandatario.
A los comicios concurren nueve partidos con diferente orientaciones, pero solo uno de ellos, PLR, Libre, de Zelaya, cuenta con respaldo internacional, al extremo que su agrupación puede recibir apoyo financiero del Foro de Sao Paulo u otros organismos similares, porque en Honduras no hay organismos que regulen el financiamiento de las campañas electorales.
Recientemente miembros latinoamericanos de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana, Eurolat, pidieron a las autoridades hondureñas comicios libres y transparentes, pero uno de los vicepresidentes de esa entidad, Leonel Vázquez Búcaro, declaró que la esposa de Zelaya era una mujer de pueblo, de la izquierda y que las posibilidades de que la sociedad centroamericana cambie, están en que Xiomara Castro llegue al gobierno.
Otro que representa el apoyo de la izquierda hemisférica a la candidatura de Zelaya, el verdadero candidato en la opinión de muchos observadores, fue el diputado al Parlamento Andino, Pedro de la Cruz, quien pidió un triunfo para las fuerzas progresistas y democráticas, destacando que este era el momento de la unidad latinoamericana.
Honduras ha sido en los últimos meses sede de convenciones de la izquierda política en apoyo a la candidatura del partido de Zelaya.
Entre otros eventos en agosto del año pasado Tegucigalpa fue la sede del Encuentro Internacional de Mujeres de Izquierda y Progresistas, miembros del Mecanismo de Mujeres de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe, así como de Partidos Políticos miembros del Foro de Sao Paulo.
El objetivo del congreso era apoyar incondicionalmente la candidatura de Xiomara Castro, que posteriormente declaró su compromiso de “Refundar el país”, una propuesta de los gobernantes de Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA, que en cuanto llegan al gobierno convocan a una constituyente de carácter originario, que renueva todos los poderes públicos como si la República se hubiera constituido con su mandato.
El pasado mes de septiembre representantes del Foro de Sao Paulo, reunidos en la capital hondureña, dieron a conocer la Declaración de Tegucigalpa en la que manifestaban solidaridad y apoyo “a la lucha del heroico pueblo hondureño por construir una democracia y la soberanía nacional, que hoy se expresa en la candidatura de Xiomara Castro de Zelaya a la presidencia de Honduras”, a la vez que reiteraban que trabajarían a favor de su elección, después de ese pronunciamiento la candidata reiteró su compromiso de convocar a elecciones para una asamblea nacional constituyente.
En octubre la campana de resonancia de la candidata del ALBA fue el Grupo de Parlamentarios y Parlamentarias de América Latina y del Caribe, quienes se comprometieron a respaldar “la lucha del hermano pueblo hondureño, por la democracia, la libertad y la justicia, que encabeza en este momento histórico: Xiomara Castro de Zelaya”.
Los demócratas hondureños están enfrentando un reto muy serio que demanda el abandono de protagonismos superfluos que solo facilitan el acceso al poder de quienes están comprometidos con un proyecto que tiene como fin el establecimiento de un régimen que fundamentado, en las instituciones del estado, violentara los derechos ciudadanos.
Los dos candidatos con más opciones frente a Xiomara Castro son Mauricio Villeda Bermúdez, Partido Liberal, y Juan Orlando Hernández Alvarado por el Nacional, partido del presidente Porfirio Lobo, cuyo gobierno por sus pésimos resultados favorece el retorno al gobierno de Zelaya, condición que en cierta medida le resta para convertirse en el candidato nacional que pueda derrotar a la postulante del ALBA.
El regreso de Manuel Zelaya al gobierno será nefasto para Centroamérica, pero también para todo el hemisferio, de ahí la necesidad que las fuerzas democráticas del continente, en particular aquellas que padecen el neocomunismo que gestó y promovió Hugo Chávez, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador, se apresten a apoyar a quienes en Honduras están comprometidos en la lucha contra un proyecto que conduce a la sociedad totalitaria que impera en Cuba. (Artículo de Pedro Corzo publicado en elnuevoheral.com)

20131116-220543.jpg

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , ,

Encuentran muerto a camarógrafo

octubre 25, 2013 Deja un comentario

Tegucigalpa, Honduras: (C-Libre). El camarógrafo Manuel Murillo Varela de 32 años de edad fue encontrado ejecutado de tres impactos de balas en su rostro, en la Colonia Independencia de la ciudad de Comayagüela en la capital de Honduras.

Murillo era beneficiario de medidas acautelares otorgadas el 25 de febrero del 2010 por La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La CIDH, concedió las medidas cautelares al camarógrafo al conocer que el joven junto a un colega fueron víctimas de secuestro y tortura el 2 de febrero de 2010, por policías vestidos de civil, quienes los llevaron a una cárcel clandestina.

Según las denuncias que el camarógrafo interpuso ante el Comité de Familiares de Detenidos y Desaparecidos de Honduras (COFADEH) y ante la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), en dicha ocasión los policías le exigieron que les entregara los vídeos que habían filmado de las protestas de la Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), caso contrario, su familia sería asesinada sin contemplaciones.

En las declaraciones que el camarógrafo diera al COFADEH y a la CVR, su vida y la de sus dos hijas corrían peligro ya que el sabia que “esa gente lo quería muerto”.

El Camarógrafo se desempeño en el año 2008 como camarógrafo oficial del presidente derrocado Manuel Zelaya Rosales, también laboró para Globo TV en el año 2010 y en los últimos años trabajo directamente con uno de los aspirantes a diputados por parte del partido político Libertad y Refundación (LIBRE).

20131024-184205.jpg

Monopolio de medios hondureños en crisis de ética y credibilidad

octubre 22, 2013 Deja un comentario

TEGUCIGALPA, Honduras.- Los medios de comunicación que integran un monopolio manejado por empresarios hondureños están en una crisis de ética, objetividad, veracidad y credibilidad en el manejo de la información y perdieron espacio desde el golpe de Estado con el surgimiento de un contrapoder informativo que le apuesta desenterrar la verdad que por décadas enterraron estos medios, son algunas de las conclusiones que señalaron periodistas de Honduras que participan en el Seminario Internacional “La situación Política en América Central y la Situación de los Periodistas”, que se desarrolló en esta capital la semana pasada.
Los medios de comunicación también están en franco y continuo deterioro; y lo podemos ver reflejado en el asesinato de más de 30 periodistas en 4 años, la intolerancia de las autoridades locales y nacionales, la autocensura en el trabajo periodístico y la represión de las manifestaciones públicas, las amenazas y su eventual cumplimiento, van marcando el ritmo de la vida, dijo Karla Rivas una de las comunicadoras hondureñas ante sus colegas latinoamericanos de diferentes países del continente.
Los medios de comunicación también están en franco y continuo deterioro; y lo podemos ver reflejado en el asesinato de más de 30 periodistas en 4 años, la intolerancia de las autoridades locales y nacionales, la autocensura en el trabajo periodístico y la represión de las manifestaciones públicas, las amenazas y su eventual cumplimiento, van marcando el ritmo de la vida, dijo Karla Rivas una de las comunicadoras hondureñas ante sus colegas latinoamericanos de diferentes países del continente.
Rivas dijo que se sigue fomentando la idea de la comunicación como mercancía, no como un derecho humano, que posibilite la obtención de otros derechos y cuyo ejercicio libre sea la base de la democracia, el mecanismo indispensable para la formación de la opinión pública y la condición para que la comunidad, a la hora de ejercer sus opciones, esté suficientemente informada.
Pero que eso sucede porque hasta antes del golpe de Estado, contra Manuel Zelaya, el 28 de julio del 2009, las 10 familias que integran la élite política-económica tenían bajo su propiedad el derecho exclusivo de la libertad de expresión, la idea de la comunicación como mercancía, no como un derecho humano, que posibilite la obtención de otros derechos y cuyo ejercicio libre sea la base de la democracia.
La Coordinadora de Noticias de Radio Progreso informó que estos medios están en tan pocas manos que se cuentan muy fácilmente, son propiedad de: José Rafael Ferrari Sagastume (Grupo Televicentro Canal 5, Telecadena 7y4, Telesistema 3y7, MegaTV, Multivisión, Multidata y Multifon), Jorge Canahuati Larach (diarios La Prensa, El Heraldo, Diez, Revista Estilo y otros negocios) y Carlos Flores Facussé (La Tribuna y Lithopress Industrial, impresora). Jaime Rosenthal Oliva, es el accionista principal de diario Tiempo, Canal 11 y Cablecolor

Concentración de los medios

Pero lo grave de la situación según Rivas es que entre “el poder de los señores mediáticos” prima el criterio de la libre empresa, sus medios de comunicación son empresas para vender anuncios y para presionar al gobierno hasta recibir jugosos contratos para sus otras empresas ya sean de cemento, medicinas o armas. “Acá la libertad de expresión no se concibe como un derecho de la ciudadanía a dar libremente una opinión, a dar o recibir información. Acá es un negocio”, puntualizó Rivas.
Sin embargo, después del golpe de Estado de junio de 2009, se comenzó a abrir un debate casi a nivel nacional que cuestiona si lo que tenemos son empresas de información o medios de comunicación.
La periodista expresó que en el debate se deben incluir entre otros la corrupción en la prensa y la censura y autocensura, vinculado a la falta de seguridad para el ejercicio de la profesión en un contexto cada vez más violento.
También el analfabetismo mediático, no le hemos enseñado a nuestros públicos a exigirnos, porque en general tampoco lo hacemos con nosotros mismos, y por ello observamos un desencuentro entre ciudadanía y medios de comunicación, destacó.
Abogó por el establecimiento de marcos jurídicos que regulen desde una política pública el acceso de la ciudadanía a los medios de comunicación, aceptando desde luego, que tenemos una débil institucionalidad estatal, los cuales no existen.

Medios corporativos

Félix Molina, director del programa radial Resistencia y Coordinador de Alternativas de Comunicación, ALTERECO, señaló que el golpe de Estado acabó de revelar el papel de los medios de comunicación privados y de los periodistas en situaciones de conflicto. O de crisis.
También puso en relieve la importancia de otros medios de comunicación que habían perdido su identidad o que no existían en otros momentos críticos de la historia hondureña.
Ahondó sobre la concentración de medios de comunicación al señalar que dos corporaciones de radio (Audio Video y Emisoras Unidas), tres corporaciones de televisión (TVC, CCI y CEH-con excepciones) y tres periódicos (La Prensa, El Heraldo y La Tribuna).
Denunció que estos medios crearon un ambiente propicio para la ruptura institucional. Y posicionaron un discurso dominante con una matriz de comunicación política articulada inclusive a nivel internacional, favorable al golpe.
Molina agregó que otros medios como el internet asociado con la telefonía móvil, el grafiti callejero, las hojas volantes, el parlanteo, el video popular y la radio comunitaria encadenada, levantaron la reacción popular. Desigual en términos de cobertura territorial, pero influyente y decisiva en términos del mensaje.
“En junio de este año en un encuentro nacional en Siguatepeque decidimos crear la AMCH para proponer al Estado una normativa de medios audio sonoros, considerando todas las recomendaciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Relator La Rue de la ONU, el EPU y los informes de las comisiones de Verdad en 2012 y 2013”, dijo.
La normativa que propuso la AMCH – de carácter ejecutivo – fue aprobada en julio por la CONATEL y ese mismo mes entró en vigencia publicada en el diario oficial, pues había una iniciativa anterior para una Ley de Telecomunicaciones contra la cual estaban los grandes medios. (Vea la nota completa en http://vigilanteinformativo.net/index.php?option=com_content&view=article&id=17027:monopolio-de-los-medios-de-comunicacion-de-honduras-esta-en-crisis-de-credibilidad&catid=52:libertad-de-prensa&Itemid=146)

20131021-192310.jpg

Categorías:Uncategorized

Policías agreden a periodistas cholomeños

octubre 17, 2013 Deja un comentario

Tegucigalpa, Honduras: (C-Libre). Agentes de la Policía Nacional de la ciudad de Choloma, departamento de Cortés, obstaculizaron la labor informativa de los comunicadores sociales: Rogelio Trejo de Choloma TV y Alex Sabillón de Multicanal.

La agresión hacia los comunicadores sociales ocurrió durante un desalojo violento a campesinos de la empresa asociativa “Altos de la Gloria”, ubicada en el municipio de Choloma.

Según el relató del periodista Alex Sabillón, los uniformados hicieron uso extremo de la fuerza en contra de unas 38 familias campesinas que cultivan palma de aceite en el sector, desde hace unos 16 años.

“Un policía llegó al extremo de pretender arrebatarle la cámara al compañero Rogelio, para impedir que se difundieran las imágenes que evidencian la violencia con la que procedieron en un contundente abuso de autoridad”, aseguró Sabillón.

Los policías destruyeron en menos de una hora los cultivos y chozas de los campesinos de Altos de la Gloria, quienes finalmente fueron dispersados junto a los comunicadores sociales a punta de gas lacrimógeno.

20131016-222554.jpg

Categorías:Uncategorized

La prensa frente a la violencia

septiembre 25, 2013 Deja un comentario

Por Ana Arana/@aranaana y Daniela Guazo/@dany145. Fundación MEPI

San Pedro Sula.– Colón es un territorio agrícola y ganadero en la costa Caribe de Honduras, con una geografía de más de 8 mil kilómetros cuadrados, montañosa y acuífera con espesa vegetación y abundantes ríos y pantanos. Se ha convertido en un lugar estratégico, como parada intermedia en el tránsito de sur a norte de la droga, de la mano de traficantes mexicanos y colombianos, según la policía colombiana y hondureña. Las plantaciones de Palma Africana encubren pistas clandestinas, antes usadas para la fumigación, y dónde hoy aterrizan avionetas llenas de cocaína, de acuerdo a informes de las Fuerzas Armadas Hondureñas.

Los líderes locales son los hermanos Javier y Leonel Rivera Maradiaga, en el pasado conocidos ladrones de vacas, y hoy millonarios terratenientes. Su grupo, los Cachiros, supuestamente escoge candidatos y concierta pactos con autoridades municipales y policiacas, según un reporte emitido en mayo de este año de la oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Lo grave es que pocos conocían el grupo los Cachiros fuera de esa región del país. Los periodistas no escriben sobre ellos, ni sobre zonas como el departamento de Colón, uno de varios en este país centroamericano donde decenas de caciques narcos han crecido con poco escrutinio de la prensa hondureña.

No fue hasta junio de este año que residentes de Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos ciudades más importantes del país, conocieron el nombre de los hermanos Maradiaga y los Cachiros. Lo mismo sucedió con otro personaje: José Handal Pérez, un reconocido hombre de negocios en San Pedro Sula, dueño de un emporio de tiendas de ropa, autopartes, y restaurantes, quien supuestamente es un importante narcotraficante. Handal Pérez también fue finalmente objeto de amplios reportajes en la prensa nacional en abril de este año, identificado como transportista de drogas y a cargo de blanquear el dinero del narco.

Ambas historias salieron después de que Estados Unidos identificara a los Cachiros y a Handal Pérez en mayo y junio de este año, como importantes narcotraficantes hondureños. “Publicamos la información porque Estados Unidos nos envió los detalles,” explica sin titubear un director de un medio que pide no ser identificado. “Investigar eso en este país es muy complicado. No nos podemos arriesgar. Tampoco hay autoridades locales que nos puedan proporcionar los datos.”

Honduras se ha vuelto un lugar de tránsito ideal para el narcotráfico internacional. El Estado aparentemente inhabilitado por la corrupción, y por una fuerza pública que no es confiable ni efectiva, ha perdido mucho terreno, según el reporte “Delincuencia Organizada Transnacional en Centroamérica y el Caribe,” del 2012 de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, UNODC. En los cuatro años desde que el Presidente Manuel Zelaya fue depuesto, hubo un gobierno temporario y se eligió al Presidente Porfirio Lobo, una crisis institucional engolfo a Honduras, y el narcotráfico aprovecho para echar raíces, según el reporte de la ONU. Honduras tiene hoy la tasa de homicidios más alta del mundo —91 asesinatos por 100 mil habitantes. Las estadísticas se multiplican en territorios al norte del país que es el corredor del tráfico de droga. También tiene un elevado número de periodistas asesinados o atacados para ser un país sin guerra.

Los carteles mexicanos—Zetas, Sinaloa y Golfo– han operado en Honduras desde hace tiempo. Dos grupos criminales colombianos, los Rastrojos, que tienen conexiones con los Cachiros, y los Urabeños, también se pasean por el litoral de este país. Dos pandillas juveniles, o maras—la MS13 y la Mara 18, originadas en los jóvenes pandilleros deportados en los años 90s desde California, controlan las periferias de las ciudades más importantes, donde determinan quién entra y sale de los barrios, por ejemplo en La Ceiba, una de las importantes ciudades del litoral Caribe Hondureño. Las pandillas hoy trabajan, al menudeo, como subcontratados en el último escalón o como soldados de los carteles, y manejan el fuerte mercado de distribución de drogas local, según fuentes policiacas hondureñas y las Naciones Unidas.

SOLO NOTAS ROJAS

Sin embargo, la lectura de los principales medios hondureños deja al lector con la foto de los hechos, pero poco entendimiento de lo que sucede en el país. Las notas son las típicas notas rojas, de hechos sangrientos, sin explicación, ni contexto. En un análisis de contenido de varios periódicos en San Pedro Sula y Tegucigalpa, la Fundación MEPI de Periodismo de Investigación, organización independiente con sede en el Distrito Federal, monitoreó y analizó la cobertura sobre el crimen durante el año 2012 para identificar cómo la prensa hondureña hace su trabajo y determinar el nivel de autocensura que podría existir en este país, dónde 29 periodistas han sido asesinados en los últimos cuatro años, al menos 16 de ellos por razones relacionadas a su trabajo, según el Comité para la Protección de Periodistas de Nueva York. MEPI completó investigaciones similares entre la prensa regional en México desde el 2010.

MEPI encontró que los medios tienden a escribir historias sobre crimen organizado, pero se protegen al no identificar quiénes están detrás, mucho menos en identificar a los barones de la droga en el país. Usualmente, los medios reportan los actos violentos de los pandilleros, pero evitan mencionar la presencia de grupos del narcotráfico internacional y sus conexiones con hombres de negocios, cuerpos de seguridad y grupos políticos locales. En entrevistas con editores, periodistas y analistas, que prefirieron el anonimato, el tema común fue el miedo y la fuerte presión que tienen los medios frente a una violencia que se ha desatado contra ellos.

El análisis mostró que siete de cada 10 historias sobre crimen publicadas en San Pedro Sula y Tegucigalpa no incluían detalles sobre las víctimas y los posibles motivos del crimen. La falta de información estadística se rellena con fotos de los cuerpos ensangrentados bajo titulares que anuncian: “Aparece muerto después de visitar a su madre,” ” Meten a 3 hombres en bolsa plásticas y los ejecutan”, “Sacan a trasvesti de su casa para matarlo” o “Sale a hacer un mandado y después lo hallan muerto”.

En el monitoreo, MEPI encontró suficientes elementos que describen una violencia de gran proporción y premeditación. Ochenta por ciento de los crímenes son cometidos con arma de fuego. Los cadáveres, según las notas, muestran señales de tortura –ante mortem- como los que emplean miembros del crimen organizado en México. Un gran número de cuerpos aparecen dentro de bolsas negras de basura y maniatados.

En el mes de marzo del 2012, las notas periodísticas hablan de un crecimiento en el número de víctimas decapitadas y descuartizadas. Pero en ninguna de las notas se encuentra una explicación de porqué este nuevo método macabro en los asesinatos. Un periodista hace referencia a que los Zetas llevan varios años de operar en los departamentos de Honduras, y que también están establecidos en los barrios donde operan los pandilleros. “Hace un año y medio comienzan a aparecer los embolsados. Se relaciona esto a los Zetas, pero el gobierno no lo reconoce,” nos explica.

Son comunes los mensajes de grupos criminales en los lugares de los crímenes. Al igual que en México, los mensajes pueden ser por la forma en que se asesina a las víctimas, o en cartulinas que se depositan al lado de los cuerpos. En el 2012, varias víctimas aparecieron con un pie o una mano amputada, sin que las partes aparecieran en el lugar del crimen. Esta mutilación, según un analista criminal de El Salvador, podría significar que la víctima robo y se escapó, y es un aviso a los miembros de su grupo.

La prensa hondureña publica los mensajes que los grupos criminales escriben en cartulinas. En México, los medios optaron por no incluir estos detalles para no convertirse en portavoces de los criminales.

Igualmente, los periódicos identifican la ocupación de las víctimas, pero nunca explican por qué ciertas ocupaciones son de alto riesgo. Los trabajos más expuestos son los taxistas, motoristas y cobradores de buses y comerciantes. No había explicaciones que cuantificaran las muertes o que explicaran qué hace el gobierno para mejorar la situación de seguridad de los trabajadores de estos sectores.

Cinco de cada 10 asesinatos en el 2012 fueron cometidos por hombres en motocicleta, a pesar de que el gobierno prohibió que dos personas se transportaran en estas. Igualmente, cuatro de cada 10 víctimas en las notas de prensa no estaban identificadas.

LA PRENSA FRENTE A LA VIOLENCIA

Pocos entienden por qué la nota roja ha proliferado en el periodismo hondureño. Varios periodistas entrevistados mencionaron que era difícil escribir sobre la violencia en el país por la falta de información de las autoridades, escasa seguridad de los periodistas y el miedo a ser perseguido si se escribe con mucho detalle. “Hace unos años,” nos explicó otro periodista que cubre crimen en Tegucigalpa, “estaba de moda un bandido que se llamaba El Gato Negro. El individuo manejaba el narcomenudeo, pero si alguien lo identificaba en una nota, él iba al medio de comunicación a preguntar quién fue el periodista y de dónde había sacado la información.”

Muchas redacciones han vedado el ingreso de sus periodistas a barrios violentos en San Pedro Sula y Tegucigalpa, en las comunidades pobres acosadas por pandillas juveniles. Igualmente, son inexistentes los viajes a los departamentos de Olancho, Atlántida, Puerto Cortés (la Mosquitia) y Colón, donde se mueve el narcotráfico, y las noticias de esos lugares solo aparecen en los apartados de noticias breves de los periódicos. “Es muy difícil cubrir sucesos en nuestro país. Los familiares no quieren hablar, y por seguridad muchas veces no hacemos seguimiento de notas,” explica un editor en Tegucigalpa.

El debate ha causado mucho revuelo en varios sectores que se quejan de la violencia gráfica en los medios. “Está relacionada con la falta de capacitación de los periodistas. Incluyen imágenes para vender más, sí entienden el impacto que tiene en los lectores tanta violencia, pero no les importa,” dice un miembro del Comisionado de Derechos Humanos en San Pedro Sula, que no quiso dar su nombre porque no estaba autorizado para hablar.

En una encuesta realizada por la compañía DLA Consulting Group en marzo de este año, cuatro de cada 10 personas encuestadas dijeron que al leer la prensa quedaban con “miedo, nervios y preocupación. ” Grupos de empresarios y líderes cívicos también se quejan de que los medios pintan una Honduras que no es real.

Este debate fue aprovechado por el Presidente Lobo, quien este año intento introducir legislación que regularía los medios y su cobertura de la violencia. Este edicto fue fuertemente criticado por los medios y grupos internacionales de protección a los periodistas. La propuesta del gobierno intentaría regular los contenidos en los medios, e incluir sanciones por transmitir violencia, exaltación del crimen, apología del delito y expresiones obscenas o cualquier atentado “contra la moral y las buenas costumbres”. En mayo, los directores de medios pactaron una autorregulación que promueve valores y evita imágenes que “incitan al vicio y a la violencia.” Sin embargo, el Presidente Lobo se sigue quejando de que algunos medios continúan lucrándose con la violencia.

ENTRE LA ESPADA Y LA PARED

A mediados de julio de este año, partes de un cuerpo despedazado y parcialmente quemado flotaban en una pequeña laguna entre los cañaverales de San Pedro Sula. Era Aníbal Barrow, un comentarista de televisión que dos semanas atrás fue interceptado y obligado a salir de su vehículo por diez hombres fuertemente armados, quienes también secuestraron a su chofer y miembros de su familia, cuando circulaban por las calles de San Pedro Sula. La familia y el chofer fueron liberados.

Barrow era íntimo amigo del Presidente Lobo y era el segundo periodista con conocidos vínculos cercanos al mandatario que ha sido asesinado de forma violenta en menos de dos años. En mayo 2012, el también reconocido periodista, Ángel Alfredo Villatoro, fue secuestrado y su cuerpo apareció dos semanas después vestido con un uniforme del escuadrón especial Cobra de la policía nacional hondureña. No se sabe si la vestimenta era un mensaje o un comentario, ya que unos días antes del secuestro de Villatoro, la policía suspendió su escolta de seguridad.

La información seria y fidedigna sobre los asesinatos de periodistas es escasa y las motivaciones se sepultan entre suposiciones y opiniones, dice un editor. “A veces ahondamos demasiado en los casos, sin llegar a ningún punto.” Según otro periodista, parte del miedo de muchos colegas a buscar las razones de los asesinatos es que, como la mayoría de casos de violencia en el país, muchos tienen miedo de quiénes son los autores, y qué conexiones pueden existir entre sectores políticos, periodísticos y los cuerpos de seguridad con el crimen organizado.

FALTAN COMUNICADOS OFICIALES

Según periodistas y editores entrevistados en San Pedro Sula y Tegucigalpa, parte del problema de seguridad de los periodistas está conectado a una falta de información oficial de la policía y de otras entidades gubernamentales. Medicina forense, de acuerdo a periodistas, rehúsa dar detalles sobre víctimas, y las jefaturas de policía solo les proporcionan escuetos informes de prensa.

La falta de información de las entidades del gobierno tiene varias causas. Una es la colusión de miembros del gobierno y de sectores de la policía con el crimen organizado, como ha sido reportado por el Departamento de Estado de Estados Unidos desde el 2010. Muchos hondureños creen que los grupos de seguridad están envueltos en limpieza social y asesinatos de personas que les son incomodas al gobierno. Pero también existe una situación de seguridad complicada para los policías y otros funcionarios. Más de 120 agentes han muerto violentamente en los últimos tres años, de acuerdo a la oficina de Derechos humanos de Honduras e información policial.

Incluso altos oficiales del gobierno corren peligro si hablan mucho. En Diciembre de 2009, seis meses después del golpe contra Zelaya, el entonces zar de la drogas, Arístides González, fue asesinado en Tegucigalpa tras anunciar que el gobierno iba a actuar contra la existencia de pistas de aterrizaje en el departamento de Olancho. González había ordenado investigar a un grupo aliado con el cartel mexicano de Sinaloa. La orden de asesinarlo fue coordinada por un traficante local.

Categorías:Uncategorized

Dos medios orquestaron campaña contra ministra de Salud hasta conseguir despido: Revistazo

Finlay y los Canahuati
Por Antonio Pampliega Viernes, 05 Julio 2013

Estas empresas llevan décadas ganando cientos de millones de lempiras vendiendo medicamentos de mala calidad o con precios muy superiores a los estándares normales al Estado en connivencia con grupos políticos y mediáticos.
La recién separada ex Ministra de Salud, Dra. Roxana Araujo impulsó una mayor coordinación con el laboratorio del Colegio Químico Farmacéutico, dotó de mayor vigilancia a los procesos de licitación. Más aún, el 25 de marzo ordenó la intervención el Almacén Central de Medicamentos.

La doctora Araujo estaba dispuesta a acabar con el reinado de corrupción que impera en el ‘mundillo’ del medicamento en Honduras. Sin embargo, grandes políticos, empresarios poderosos y personal de la Secretaria de Salud se beneficiaban desde hace décadas de todas las irregularidades y no querían dejar de hacerlo.

¿Quiénes están detrás de la caída de la ministra y qué intereses tienen?

Los dos medios diarios más importantes del país: El Heraldo y La Prensa orquestaron durante semanas la campaña de descrédito bajo la bandera de la libertad de expresión y en la independencia informativa, lanzaron feroces ataques contra la ministra hasta conseguir que Araujo fuese suspendida de su cargo, a la espera de la auditoria emprendida por el gobierno del Presidente Lobo para evaluar su gestión.

El propietario de estos periódicos es Jorge Canahuati, a su vez representante legal de los laboratorios farmacéuticos Finlay, como acredita una carta de poder a la que tuvo acceso Revistazo . Su hermana, Ruth Marie, también figura como representante legal de la farmacéutica y posee un alto puesto en el Grupo OPSA (Organización Publicitaria Sociedad Anónima).

Los laboratorios Finlay se colocaron desde su fundación en julio de 1962, entre los principales proveedores de las medicinas que se utilizan en la red hospitalaria del país. En los últimos siete años (de 2005 a 2011), se han embolsado 288,576,867.90 Lps, lo que le convierte en el cuarto proveedor de medicamentos del Estado. Transformemos Honduras señaló que “Finlay posee como fuente principal de sus adjudicaciones, medicamentos de bajo precio, pero con mayores cantidades a suministrar. Es decir, la casa farmacéutica mantiene una especialización en medicinas baratas que se compran en grandes cantidades”, señala el informe.

Esto viene a corroborar lo que sentenciaba un informe elaborado por el Laboratorio Químico de Honduras el 27 de febrero de 2007 donde rechaza un medicamento para la acidez (Hidroxido de Aluminio + Hidroxido de Magnesico + Simeticona) fabricado y comercializado por los Laboratorios Finlay por estar contaminado con bacterias. A pesar de este informe desfavorable el medicamento acabó siendo distribuido a la población hondureña poniendo en peligro su vida.

No fue el único fármaco rechazado ese año por la institución encargada de evaluar los fármacos. Desestimaron también el Azumil indicado para dolores estomacales e intestinales por “haberse encontrado crecimiento microbiano fuera de parámetros”. A pesar de este informe desfavorable el Estado continúa comprando medicamentos a estos laboratorios.

La Secretaría de Salud se puso manos a la obra y encargó un informe técnico sobre las Buenas Prácticas de Manufactura del Laboratorio Finlay. En él se recoge que personal ajeno a la planta y en estado de embriaguez, tuvo acceso al área de líquidos, el lugar donde se produjo la contaminación. Se señala además las deficiencias en el sistema de aires que, al no tener un correcto mantenimiento de temperatura y ventilación, permitió el desarrollo de la bacteria Pseudomona con la que resultaron infectos varios lotes (Nº 06050054 y 06050055).

Revistazo tuvo acceso a un documento de la Secretaría de Salud, datado en 2007, donde queda de manifiesto que la empresa Finlay reexportó casi una tonelada de aluminio hidróxido gel seco USP fabricado en China y que no respetaba los parámetros microbiológicos.

Pese a las irregularidades constatadas en las inspecciones realizadas en el laboratorio Finlay, éste ha seguido ganando licitaciones. ¿Por qué continuó ganando estos concursos públicos? Hay situaciones que para algunos podrían representar favores hechos por esta droguería a Marixa Ramírez de Solórzano, anterior jefa del Almacén Central de Medicamentos (ACM). Revistazo ha tenido acceso a una factura de un televisor de plasma de 19,990 Lps. comprado el 26 de febrero de 2013. La factura comercial y la garantía están a nombre de Finlay pero el voucher de la tarjeta de crédito es a nombre de la doctora Solórzano. “Esa televisión era para ser usada en los monitores de vigilancia”, afirma la Dra. Solórzano al ser preguntada por Revistazo por este regalo.

Estos regalos podrían haberse convertido en una práctica habitual mientras la Dra. Solórzano manejaba el ACM. ‘Estimado Lic. Lezama (representante de Astropharma). De la manera más atenta solicito a usted su colaboración para celebración de la fiesta navideña a los empleados de esta dependencia. Agradeciendo a usted, su valioso y oportuno apoyo es grato suscribirme a usted. Atentamente Dra. Marixa Solórzano, Jefe del Almacén Central de Medicamentos’. Este es uno de los siete documentos a los que obtuvo acceso exclusivo Revistazo y que fueron hallados, supuestamente, por el personal de la Secretaria de Salud en el despacho de la Doctora y donde se pide dinero para una supuesta fiesta navideña a beneficio de los empleados del almacén. Astropharma, Americana, Pharma Internacional, Finlay y Dromeinter. Estos cinco laboratorios se encuentran entre los diez principales proveedores de medicamentos del Estado. Estos documentos no tienen la firma estampada de la doctora pero si su nombre.
La ALBA y los medicamentos
En agosto de 2008, Honduras firmó con Venezuela el acuerdo de la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA), en la cláusula 11, el tratado establecía que Cuba otorgaría medicamentos a Honduras con mejor precio y calidad. El objetivo de la Administración de ‘Mel’ Zelaya era contrarrestar los altos precios de las medicinas que el estado hondureño pagaba anualmente a las farmacéuticas.

En Honduras todos los medicamentos que se compran son provistos por empresas nacionales; entre ellas Finlay. Este laboratorio era uno de esos proveedores punteros que, con dicho acuerdo, dejaría de ingresar miles de millones de lempiras.

Si dicho acuerdo se llevaba a cabo, los intereses de Jorge Canahuati podrían verse afectado porque es dueño de la droguería Finlay, una de los mayores proveedores del Estado. Con la compra de medicamentos a Cuba, recibiría menos dinero a través de las licitaciones del Estados. Desde los medios de comunicación de Canahuati se emprendió una cruzada contra el acuerdo firmado por la Administración de Zelaya.

Algunos ejemplos de titulares aparecidos en los medios propiedad de Canahuati contra el acuerdo firmado por Honduras y al ALBA:
‘Despilfarro, ataques y burlas en ingreso de Honduras al Alba’

‘En medio de un discurso panfletario se firma adhesión al ALBA’

‘Países de la ALBA, intolerantes con la prensa’

‘ALBA iniciativa que va camino a fracaso’

Categorías:Uncategorized Etiquetas: ,
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.